expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

Carpe diem (vivir el momento)

lunes, 12 de noviembre de 2012

Besos que mueren y matan.

A veces me pregunto si los besos tienen fecha de vencimiento. Así como las palabras, esas que quieres decir, las que quieres gritar pero por algún motivo te las guardas y al pasar el tiempo ya no tiene sentido sacarlas a la luz. Entonces vencen, mueren en tu interior, dejando una sensación de molestia, de inseguridad y sobre todo de arrepentimiento. Por eso me preguntó que será de la vida de todos esos besos que no nos dimos, esos que quedaron en el aire, esos que por inseguridad, orgullo y distancia dejamos escapar. También me pregunto que serán de ellos si vuelven, si me fundirán hasta morirme de pie entre tus brazos o si pasaran sin pena ni gloria.